jueves, 26 de diciembre de 2013

OBJETOS PERDIDOS.



OBJETOS PERDIDOS
 
A quienes practican el doloroso extravío de llaves,
                               recibos, cartas, móviles, amigos, ilusiones...
 con mi sentir más solidario 
 
Uno de los hábitos más detestables que practico con alevosa continuidad es el extravío. Cada jornada pierdo llaves, cartera, ilusiones, amigos… A veces hay suerte y consigo recuperar lo perdido. Otras sólo recupero el malhumor erosivo que me produce una práctica tan perniciosa. Mi última pérdida es un bolso de mano. En él guardaba un cuadernillo blanco, dos de mis bolígrafos preferidos, el cargador del móvil, unas monedas y el último libro dedicado, una antología poética de José Luis Martínez, editada por Renacimiento, con prólogo de Vicente Gallego. No recuerdo cuándo perdí el bolso. Sé que aboné la carrera del taxi hasta Rivas, caminé junto a Adela hasta casa y abrí la puerta, mientras depositaba en el umbral la maleta común. Tenía la maleta y las llaves. Menos mal. Tampoco sé cuándo fui consciente de lo que faltaba. Esta vez no soy benevolente con mi torpeza. Así que he decidido desaparecer yo  para que no se repitan mis extravíos. Por mis bolígrafos, que tantas dudas anotaron con fidelidad irreprochable; por el cuaderno blanco, con cubierta de Dalí, que esperó con paciencia de monje zen algún verso aceptable; por la cordial dedicatoria del libro, que exigía una lectura atenta y emotiva.
Estoy en paradero desconocido y no pienso regresar. Ni siquiera facebook sabe dónde estoy.
 

 

 

4 comentarios:

  1. Jajaja, "Perdido en Navidad" buena propuesta para un libro. Ten paciencia que lo que no se llevan los ladrones, aparece por los rincones . . . Ese humor parece que va en aumento.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Paco, soy un perdedor convicto y confeso... Si me ves por ahí, avísame, que vaya a buscarme. Ya estoy haciendo carteles para pegar en las farolas.
      Aprovecho mi ausencia para desearte un año nuevo lleno de felicidad y poesía. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. José Luis, espero que te encuentres pronto; al menos para recoger un sobre que hoy te he puesto en Correos. Felices fiestas.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los amigos siempre estoy, así que espero que el sobre llegue pronto a casa y acusaré recibo de inmediato. Aprovecho para desearte un año nuevo lleno de felicidad y poesía, que despeje el humo gris de lo diario.

      Eliminar