miércoles, 18 de diciembre de 2013

ROMPO UNA CARTA.




Rompo una carta nunca escrita

                       Contigo

   De la carta que no escribiera nunca
rescataría este párrafo
por su notoria fijación sedante,
que me hace invulnerable al desaliento:

Pienso en ti casi siempre.
Las otras veces pienso en ti.

(De Rotonda con estatuas, Madrid, 1990)



1 comentario:

  1. Siempre me sorprendes -para bien- breve, bueno y muy bonito. Me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar