jueves, 4 de mayo de 2017

AFECTOS DISCONTINUOS

En ruta

AFECTOS DISCONTINUOS

Para Rosario Troncoso, por su amistad

Esas amistades que vagan con la mirada perdida, como si hubiesen extraviado las vivencias comunes.


Lo constato; soy un desertor de casi todo. Salvo de ti.


Viste un rencor anticuado, de talla grande y con lamparones.


Suelo llenar folios de garabateos pragmáticos, pero con una voluntad de gallina clueca.

Con incesante continuidad el renacuajo boquea. Tiene la pretensión natural de sorber la laguna dentro de sí.

(Aforismos inéditos)


3 comentarios:

  1. Estos aforismos se escribieron mientras leía HACIA UN SABER SOBRE EL ALMA, un conjunto de ensayos de nuestra filósofa más brillante, María Zambrano, escritos en "la inmensidad del exilio". También a mí la realidad me hace sentirme incómodo, con la sensación del trasterrado en alguna grieta solitaria.

    ResponderEliminar
  2. Qué grande María Zambrano!

    El rencor siempre tiene esas características.
    Yo también soy desertora de todo menos de...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tracy; se lee muy poco a María Zambrano porque la filosofía exige una mirada interior, adentrarse en la umbría del propio yo, y todos preferimos salir al parque temático de lo real, a esos escaparates hechos de colorines. Volver a María Zambrano es una necesidad, un gesto de rebeldía frente a lo vanal. Un fuerte abrazo.

      Eliminar