viernes, 10 de noviembre de 2017

EN EL TARRO

Amanecida
Fotografía de
Chrisjiménez
Archivo general de Pinterest

EN EL TARRO


  Desenrosca con maña inquieta la tapa del tarro. Sospecha que saldrá de su interior un dragón contraído. Frente a la ventana desecha el miedo y tiene suerte. El borde del frasco se hace rama; roza sus dedos el vistoso arco iris de un colibrí.

(De Cuentos diminutos)


6 comentarios:

  1. Los miedos nos paralizan y magnifican nuestras peores pesadillas. No hay nada como enfrentarse a ellos para descubrir sus debilidades... pero es, a veces, tan difícil...
    Me ha encantado José Luis. Cuánto en tan poco!
    Un abrazo fuerte y feliz finde para ti.
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Sandra, sé cuánto disfrutas como yo con estas mínimas arquitecturas que van alzando inquietudes y sueños. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Salvar los miedos enredándonos en la sorpresa de lo bello. Un abrazo, José Luis y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvar los miedos para habitar asombros, María, para hacer del cristal un brote renovado, un árbol vivo. Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. El miedo, terco y salvaje animal.
    Hay personas que son arcoiris y estás tú.
    Feliz jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela, un fuerte abrazo de amanecida y espero que esos miedos del tarro salgan al sol y se conviertan en trinos de pájaro y plumas en vuelo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar