miércoles, 13 de diciembre de 2017

LA NIEBLA

Contorno urbano
(Campo Soto Stefano (Venezia)
Archivo PxHere


LA NIEBLA

                      A Marina Gasparini Lagrange,
                   que vivió en Venezia tantos años 


Como una araña gris se ha descolgado
y a su cita nocturna me convoco.
Su seducción estriba en la manera
de corregir el limite y la forma:
disimula edificios,
suspende ventanales de la nada,
dibuja en las esquinas sobresaltos,
con la fuente del parque
juega a los detectives,
hace de añejas calles laberintos
y aún tiene tiempo para la ironía
y contradice
a los que por costumbre
suelen ver todo claro.

    (De Población activa, Gijón, 1993)


11 comentarios:

  1. A veces la niebla hace que tengamos reflexionar un poco antes de verlo todo tan claro... Me gusta José Luis.
    Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes querida Sandra que yo soy un habitante de la incertidumbre, así que suelo mirar con cierto escepticismo a esas verdades de púlpito que extienden su periscopio a la distancia... mejor con niebla. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Ubico la imagen en su localización precisa gracias al afecto y la amistad de Marina Gasparini, que vivió muchos años en la ciudad de los canales y a quien conocí en la librería Nakama de Madrid, junto a Yolanda Pantin, Laura Gracco, Carmelo Chillida, Verónica Jaffé y el editor David Alejandro Malavé. Un día para la memoria.

    ResponderEliminar
  3. Y como decía Pablo de Tarso, "si alguien cree conocer algo, eso significa que aún no conoce como es debido". Me gusta el poema, José Luis, tiene un encanto especial, pero no sé decir por qué...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido Antonio, yo tampoco sé cuándo un poema habla con un lector cómplice o cuando pasa inadvertido; desde esa incertidumbre escribo siempre con la esperanza de hallar en las palabras un poco de luz. Gracias por tu mirada y un abrazo.

      Eliminar
  4. La niebla es una gran aliada de los poetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de los imaginativos, Tracy, que aquí el monopolio no lo tiene la tinta sino el saber soñar. Un gran abrazo, siempre agradecido por tu estar.

      Eliminar
  5. Bello lo que la poesía convoca.
    Feliz jornada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Gabriela, como ve, el entorno venezolano sigue creciendo con una solvencia emotiva llena de luz, así que te debo tanto que tendré que inventarme una moneda nueva. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. No me debes nada, poeta. Que no sea una Petromoneda, porfavor, jajaja.
      Abrazo largo!

      Eliminar
    3. Volveremos al trueque, poeta, afectos por afectos; poesía por poesía, que esas monedas que salen por ahí son chatarrería... Un fuerte abrazo siempre agradecido, poeta. Sí, te debo mucho.

      Eliminar