viernes, 2 de febrero de 2018

VARIACIONES SOBRE MI TORPEZA

Orillas del ego
(Florida, USA, 2011)
Archivo personal

VARIACIONES SOBRE MI TORPEZA



Mi obra me sirve ante todo para dudar de mí

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

. Trabajo mucho; me equivoco siempre.

. Da igual que la torpeza sea una presencia o un fantasma. Puedo aportar datos precisos de su biografía.

. Con inquebrantable terquedad, la torpeza a diario se cobija en el estrecho molde de mi yo.

. Descubro que torpeza e inteligencia son entidades comunicables.  Ambas tienen una personalidad bipolar.

. Desmitificaciones: sí y si. Torpes e inteligentes son torpes.

. Los que tienen crecida la autoestima de su perfección. deben saber que la torpeza tiene una ubicación accesible y exacta, como una puerta de  emergencia.

. Invitación al cansancio; una torpeza insomne, cuya cercanía abre los ojos en mitad de la noche.

. Como perro fiel, abandonado por su dueño en las gasolineras estivales, la torpeza me busca en la distancia.   

 (PASOS Y PROSAS)



20 comentarios:

  1. Toda persona, por muy inteligente que sea, tiene su hora tonta.

    Sandra Suárez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, querida Sandra, pero son muchos los que se perciben en sus espejos como dioses perfectos, impolutos, geniales... Y tal percepción de sí mismos, no deja de provocar un punto de rechazo. Abrazos agradecidos.

      Eliminar
  2. Si el vanidoso fuese consciente del rechazo que su vanidad o engreimiento genera en los demás, por su propia vanidad sería humilde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo tengo tan claro, querida Sandra, hay gente que tiene a diario su autoestima subida en un púlpito. Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Demasiadas cosas has dicho de la torpeza, se nota que estamos mucha gente torpe en este orpe mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Tracy, los torpes somos multitud, pero viene bien ese empeño por superar carencias en el mañana; un fuerte abrazo, esta vez sin nada de torpeza, emotivo y directo.

      Eliminar
  4. Esta mañana sí dejo una pequeña huella de mis lecturas, si me lo permites, aunque sé que sí.
    La perfección me aburre. Prefiero despertarme y comprender que cometí un error... Al final puedo intentar subsanarlo.
    Siempre hay humildad y ternura en saber de torpezas.
    Un gran abrazo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grata reflexión, querida María, no necesita ni una coma más. Tienes toda la razón, así que ese es el espíritu de mis aforismos de hoy, que es más bien una advertencia personal que una mirada al entorno. Y sobre tu comentario, solo darte las gracias; mis puentes de papel son una espacio de diálogo y conversación, así que con los comentarios mi escritura cobra pleno sentido. Gracias. Y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Ser torpe algo que hace tiempo no oía
    Torpeza es llevarse la vida a contramo
    y se te caes levantarte nuevamente
    Abrazos desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón, hoy casi nadie se percibe a sí mismo con la torpeza como seña de identidad; creo que ser humilde y tener empeño en superarse es una buena virtud. Un abrazo y gracias por tu regreso a estos puentes de papel.

      Eliminar
    2. La torpeza del ser humano está patente día a día, la virtud es ser consciente que la llevamos encima, y el que no se de cuenta, peor para él. Todos, toda la vida estamos aprendiendo¡ Un abrazo y feliz domingo José Luis.

      Eliminar
    3. Gracias Carmela, en ese continuo aprendizaje estamos todos, y el que piense que nació con tarima y púlpito se dará un buen batacazo antes o después. Un saludo cordial.

      Eliminar
  6. Gracias José Luis, no hay nada como la lucidez del torpe. Una broma: "Torpes semos / y en el torpor crecemos". No hay nada como hacer el camino y reconocer que a veces metemos la pata de manera sublime. Abrazos siempre amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que nos acostumbramos a la torpeza mientras queremos actuar con inteligencia.
      Es decir, el torpe se acostumbra. El inteligente se rebela.
      Pero no siempre es así
      Esto casa con la personalidad bipolar que refieres.

      Eliminar
    2. Torpes somos querido Luis y en esa talla media hay mucho que hacer, mucho que mejorar para seguir buscando entre las manos un poco de luz. un abrazo fuerte

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se ha borrado un comentario, en cualquier caso, no dejo de enviarte mi gratitud por dedicar un poco de tu tiempo a mi escritura. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Se borró una copia. El primero sr conserva. Al menos yo lo puedo ver.
    Un tiempo provechoso es seguir tus inteligentes reflexiones y reseñas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto agradezco ese comentario, querido amigo, no por vanidad, ya tengo tantos años que sé que esa contingencia es vuelo efímero, un copo de nieve, sino por dar sentido a estos puentes de papel que son sobre todo una propuesta de diálogo, una invitación a la palabra. Un gran abrazo.

      Eliminar
  9. Son muchos los que tienen de sí mismo un alto sentido de perfección, no es mi caso; soy manifiestamente mejorable en casi todo. Mis aforismos lo saben. Yo también. No es ningún trauma; es una razón fuerte para ser mejor en cada amanecida.

    ResponderEliminar