martes, 3 de abril de 2018

AFORISMOS A PIE DE MAR

A pie de mar
Fotografía de
Javier Cabañero Valencia

AFORISMOS A PIE DE MAR


               Para Rosario Troncoso,
por su confianza, por su amistad


Cada náufrago reclama para sí la madera raída.


En los espejos la imagen desvaída del futuro, sin alzar los ojos ni una sola vez


Perseverar apostado frente a la fijeza del paisaje, con la tenacidad zancuda de las grúas.


Ante las rocas  los argumentos piden cara o cruz: escalar o pasar de largo.


Luz dormida en la mansedumbre del estanque y los ojos infantiles que  nada saben de la refracción.


Acaso, esto y aquello. Marejadas, borrascas, nubes y claros. Meteorología de poeta.


No están cerca o lejos. No están.


La escritura y yo,  restaurante discreto en el que solo hay sitio para dos comensales.


Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.


En la lisura del cristal, los aspersores del jardín difunden transparencia. Mi casa y el día que declina. Pienso en aquella línea de Jorge Luis Borges: “No pasa un día en el que no estemos, un instante, en el paraíso”. Espejismos.


Que el desconcierto no sea obstáculo interpuesto; camina junto a él.


                                                  (De Motivos personales, Sevilla, 2015)



11 comentarios:

  1. El libro MOTIVOS PERSONALES se publicó en 2015 en Sevilla. Inauguraba la colección de aforismos de Ediciones La isla de Siltolá. Reitero aquí mi gratitud a Javier Sánchez Menéndez por su confianza y por su amistad.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico libro, aprendí mucho de tu camino por los aforismos.
    Y que el desconcierto no sea un obstáculo más... nunca.
    Un abrazo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy agradecido a ese libro, querida María, porque sus páginas entienden el aforismo, no como un ejercicio literario, sino como estrategia de conocimiento y búsqueda, así que la rendija de luz de cada texto es una manera de asomarse al mar. Muy agradecido por tu comentario, sabes cuánto empeño pongo por hacer de este blog ese diálogo que el tiempo y la distancia nos conceden con mano avara. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Bonito recuerdo el día que os conocí en persona en la librería. Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue tan grato que solo aspiro a repetirlo pronto, María José, porque sentí tu cercanía y tu amistad como había sentido en esos primeros años del blog tu estar al lado, lleno de empuje cómplice hacia mi escritura. Así que no queda sino darte las gracias. Así que ojalá nos veamos pronto. Abrazos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Sí, será muy pronto porque en abril tengo dos lecturas en la librería de Siltolá, así que será maravilloso darte un abrazo de nuevo y seguir labrando amistad y poesía.

      Eliminar
  5. Aforismos y mar, ¡casi ná!Me quedo con todas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos para ti, yo también soy de mar, pero los días en escocia me han llenado la retina de belleza y de nieve; cuánto he disfrutado Tracy de las Tierras Altas. Un fuerte abrazo y recordar que esos aforismos salieron en la Isla de Siltolá, en "Motivos personales" gracias al afecto de Javier Sánchez Menéndez. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Justo hoy conversamos de este libro, lo tengo y vuelvo a él con frecuencia. Estupendo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho, querida Gabriela, que estés siempre cerca de mi amistad y de mi afecto; nunca es fácil en ese calendario abrumador de obligaciones diarias, pero es una alegría estar juntos en la caligrafía de lo literario. Que tengas un buen día.

      Eliminar