viernes, 13 de abril de 2018

RELOJES

Goteos
Archivo de Pinterest


RELOJES

   Aquel invierno adquirió un domicilio antiguo. Piedras frías y cimientos gastados, que se silueteaban sobre el roquedal. Llenó sus habitaciones de relojes adquiridos en los mapas abiertos de sus viajes. Todos funcionaban, pero las agujas nunca coincidían en la hora marcada. Intuí una estrategia misteriosa para que pasado, presente y futuro cohabitaran en el mismo espacio, un sitio clausurado y angosto, donde el tiempo no podría huir.

(De Cuentos mínimos



16 comentarios:

  1. Amigo José Luis, tus diminutos son un esqueje de tus aforismos por eso me gustan tanto: en poco "tiempo" dicen mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Paco, un fuerte abrazo en este tiempo que parece invierno y tiene el corazón de primavera. A ver si un día puedo regalarte este libro editado, sigue creciendo, como mi amistad. Un saludo.

      Eliminar
  2. Al leer este precioso y enigmático cuento, me ha extrañado que no me sonara. Después he visto que no era de "Cuentos diminutos".
    ¡Qué bien me siento cuando te leo!
    Un abrazo donde "pasado, presente y futuro, cohabiten en el mismo espacio" José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se editó una anticipo de los cuentecillos en la colección "Cuaderno de humo" de Hilario Barrero, pero el libro sigue creciendo con la esperanza de que un día esté ahí, fuerte y repleto de vitalismo. Abrazos enormes, María.

      Eliminar
  3. Un placer leer tus cuentos mínimos José Luis, un placer leerte.
    Que tengas un finde estupendo.
    Un abrazo fuerte!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre por tu cercanía y por tu amistad, y enhorabuena por la marcha imparable de tu poesía y por tu actitud como poeta, que es ejemplar. Besos.

      Eliminar
    2. Un placer siempre este camino de amistad, ya largo y fértil, Sandra, en el que han ido creciendo intimismo y voluntad, afecto y vida. Feliz día.

      Eliminar
  4. Una delicia donde el tiempo nos atrapa un instante. Ojalá salga pronto el libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que compartes conmigo que los cuentecillos deben escribirse poco a poco, sin la precipitación de la tinta escrita, con el paso sosegado de lo necesario. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Un honor que compartieras con Cuadernos de Humo tus grandes “cuentos diminutos”. Maria, si quieres puedo pasarte el pdf. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquella publicación fue un impulso esencial para que los cuentos siguiesen creciendo, querido Hilario, y mejoraron mucho por tus ilustraciones y tu mimo editorial. Un gran abrazo.

      Eliminar
  6. Me ha encantado. Feliz fin de semana, José Luis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esa sensación de que el tiempo tiene pasos de fugitivo que huye es la semilla inicial de este texto, querida poeta, que se suma al afán de unir verso y prosa en los microrrelatos. Un abrazo grande.

      Eliminar
  7. No coincidían porque el presente, pasado y futuro no pueden coincidir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo certezas sobre el tiempo, Tracy, así que será verdad lo que tú dices. Un abrazo siempre agradecido por tu aportación esencial a estos puentes.

      Eliminar